A salvo por partida doble

Todos recordamos los lamentables hechos del 22 de mayo en Manchester, la bomba que detono al finalizar el concierto de Ariana Grande en dicha ciudad cobró la vida de muchas personas así como también dejó a muchos lesionados.

Después de la recaudación de más de 10 millones con One Love Manchester y que el dinero fuera entregado a las familias afectadas te traemos esta interesante historia de vida.

Te presentamos a Chris y Corey, ambos asistieron al concierto en la Manchester Arena pero fueron afortunados aquella noche ya que decidieron salir minutos antes de que explotara la bomba.

«Es como volver a despertar. Suena típico, pero es así. Ya lo sentimos así tras el Manchester Arena. Si no hubiésemos decidido irnos en ese momento, un poco antes de que acabase el concierto, estaríamos muertos» mencionó Corey, ambos se encontraban sentados a lado de Martyn Hett, quien si fue parte de las victimas mortales aquel día.

«Todavía no puedo entender por qué un ser humano querría causar tanto daño y dolor. Tengo el corazón roto al saber cuántos adultos y niños han perdido su vida. El maldito bastardo que hizo esto sabía que en el concierto de Ariana habría principalmente niños. No soy una persona religiosa pero sin duda esa noche había alguien cuidando de mí y de Corey. Nos dirigimos a la entrada principal para salir, un poco antes de la hora a la que habitualmente nos vamos de un concierto. Comentamos lo llenísimo que estaba debido a la cantidad de padres que esperaban a sus hijos. Treinta segundos después explotó una bomba a 20 metros de nosotros» Así fue como Chris contó lo sucedido en Manchester.

Pero ahora la pareja viajó hasta la capital catalana con motivo de asistir al Circuit Festival. Pero esta semana sucedió en Barcelona un ataque terrorista y ambos estuvieron  muy cerca de ser parte de las victimas  ya que se encontraban en una calle contigua a donde sucedieron los hechos.

Chris Pawley expresó que es algo que te cambia completamente la vida, sobrevivir a dos atentados es algo digno de contar y es que tienen un gran ángel cuidándolos o definitivamente cuentan con mucha suerte.

Librarse de un hecho como este por segunda vez es algo realmente impactante, lo bueno de esta historia es que ellos siguen a salvo y agradecidos con la vida.

Destino o suerte no importa la razón, pero como dicen «si no te toca, aunque te pongas», sin duda esta es una gran lección de vida.

You may also like ...

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *